SISTEMA DE RETENCIÓN INFANTIL

Según el decreto 121/89 los niños menores de 12 años deben viajar en los asientos traseros, utilizando el cinturón de seguridad y/o el asiento infantil apropiado para su estatura y peso.

 

Sí un niño tiene menos de un año de edad o pesa menos de 10 kilos debe usarse un asiento especial porta-bebés, colocándolo en sentido contrario al de marcha. Ello se debe a que en un impacto frontal el débil cuello del niño no soportaría la fuerza con que la cabeza se desplaza hacia adelante.

 

Sí un niño tiene menos de un año de edad o pesa menos de 10 kilos debe usarse un asiento especial porta-bebés, colocándolo en sentido contrario al de marcha. Ello se debe a que en un impacto frontal el débil cuello del niño no soportaría la fuerza con que la cabeza se desplaza hacia adelante.
Cuando los niños pesan entre 10 y 25 kilos (1 a 4 años), se debe colocar la butaca porta-niños mirando hacia adelante, las cuales deben ser homologadas con la norma técnica, números UN ECE R4, FMVSS213, AS/WZ5175, Technical Standard for child, restrainst, Japón.

 

Es recomendable, siempre que se va a iniciar el viaje, verificar que el cinturón toráxico no pase muy próximo al cuello del niño y que la banda inferior pase por la pelvis y no por el vientre. En caso de utilizar la silla porta-bebés, se debe corroborar que la misma esté bien sujeta a los cinturones de seguridad del vehículo y que el niño esté correctamente ajustado por los cinturones del tipo arnés que posee la silla.

Es necesario tener en cuenta que en un accidente de tránsito a 50 kilómetros por hora, un niño que no esté debidamente asegurado puede sufrir daños como si cayera desde un tercer piso.

Los huesos de un bebé son débiles y los músculos que soportan la cabeza no están completamente desarrollados, por lo que los menores de 4 años que van sin la protección adecuada en un vehículo, tienen el doble de probabilidades de sufrir traumas en caso de un accidente.

Hasta los 2 años, el riesgo principal está en las lesiones en el cuello, por la fragilidad de la columna vertebral y la desproporción entre el peso de la cabeza y el del cuerpo.

Entre los dos y los cuatro años, las contusiones más frecuentes ocurren en la cabeza, que puede chocar con la parte de atrás de los asientos delanteros. Esto puede deberse a una mala instalación del asiento de seguridad.

Una vez acomodados los niños, se debe accionar el cierre de seguridad de que disponen las puertas traseras de la mayoría de los automóviles. Esto impedirá que los niños pequeños puedan abrirlas desde el interior.


Cuando el niño vaya a bajar del coche, debe hacerlo por el lado del cordón, nunca por el de la calle.

 

Cuidémonos entre todos !!!

1/2

Sede Social

Soriano 1227

Parque Social

Av. de las Instrucciones 997

Teléfonos

(598) 2908 1207
Fax: 2902 6493​

(598) 2359 5074

Departamento de

Informática.

Logo Club Unesco Montevideo Uruguay